Guía para utilizar los adhesivos termofusibles

Posted on agosto 13, 2019 By

adhesivos termofusibles

Los adhesivos termofusibles, también conocidos como ‘hotmelts’, pegamento en caliente o cola termofusible, son un tipo de adhesivo con infinidad de aplicaciones tanto en el ámbito industrial como en el bricolaje doméstico. Estos materiales termoplásticos ofrecen magníficas prestaciones para la fijación de todo tipo de materiales y son muy fáciles de usar, lo que los hace idóneos tanto para profesionales como para aficionados a la decoración y las reformas ‘do it yourself’.

¿Quieres descubrir cómo funcionan estos adhesivos? ¿Qué debemos tener en cuenta para obtener un rendimiento óptimo? ¿Cuáles son sus usos más habituales? En esta sencilla guía te contamos todo lo que necesitas saber sobre los adhesivos termofusibles, sus características, sus ventajas y sus principales aplicaciones.

Índice de contenidos

  1. ¿Qué son los adhesivos termofusibles?
  2. Tipos de adhesivos termofusibles
  3. Ventajas de los adhesivos termofusibles
  4. Aplicación de adhesivos termofusibles
  5. Pistolas de cola termofusibles: consejos de uso

¿Qué son los adhesivos termofusibles?

La principal característica de los adhesivos termofusibles es que son compuestos sólidos a temperatura ambiente, pero se transforman en líquidos al calentarse. Cuando la temperatura desciende de nuevo por debajo del punto de fusión, regresan a su estado sólido original, lo que permite conseguir uniones con una magnífica cohesión, pero a la vez muy elásticas.

Estos compuestos termoplásticos generalmente están fabricados con polímeros de alto peso molecular, que componen la base de su formulación. Además de los polímeros, la cola termofusible suele contener también resinas, que mejoran la humectación de la superficie del sustrato, y ceras, para disminuir la viscosidad del adhesivo y facilitar su aplicación.

Tipos de adhesivos termofusibles

Los adhesivos termofusibles pueden clasificarse en dos grandes grupos: adhesivos termoplásticos y adhesivos termoestables. La principal diferencia entre ambos radica en la forma en la que se produce la adhesión. Mientras en las colas termofusibles la fijación se produce simplemente por el cambio de estado del pegamento, en el caso de los adhesivos termoestables la adhesión se consigue mediante una reacción química, que tiene lugar durante el proceso de solidificación o curado.

Dentro de la primera categoría, el etil-vinil-acetato (EVA) es uno de los adhesivos termofusibles más utilizados, con un rendimiento excelente entre 30 y 50ºC y muy económico en cuanto al precio, muy común en industrias como el embalaje. Dentro de este grupo también encontramos adhesivos termoplásticos de estireno copolímero, poliamida, poliéster o con base de caucho, muy usados como adhesivos y selladores industriales para automoción y ensamblaje. La industria textil, la confección de calzado, la construcción y la carpintería representan otras de las aplicaciones destacadas de estos pegamentos.

Ventajas de los adhesivos termofusibles

  • Son aptos para trabajar con todo tipo de superficies: madera, metal, productos cerámicos, plástico, textiles, adhesivos industriales para metales.. Gracias a su alta viscosidad, el pegamento termofusible también es capaz de ofrecer magníficos resultados en superficies porosas.
  • Fuerza de unión instantánea, con uniones flexibles: la cola se adhiere en caliente y une al enfriarse, en un rápido proceso que puede ir de los 10 a los 30 segundos.
  • Se trata de adhesivos universales, que pueden utilizarse con cualquier pistola termoencoladora.
  • Su alto rendimiento permite reducir el tiempo de producción en aplicaciones industriales.
  • En estado sólido, los adhesivos termofusibles resultan muy fáciles de manipular, transportar y almacenar.
  • No contienen disolventes, por lo que no son inflamables ni contaminantes.
  • Muchos de ellos son reutilizables, si bien el refundido continuado puede afectar a sus propiedades físicas, al debilitar progresivamente los enlaces a nivel molecular.
  • Respecto a su precio, fabricantes de primer nivel como 3M o Bostik ofrecen adhesivos termofusibles con excelentes prestaciones, a un precio muy económico.

Aplicación de adhesivos termofusibles

Como puedes comprobar, el catálogo actual de colas termofusibles es extenso, desde los pegamentos para uso doméstico y bricolaje hasta adhesivos y selladores industriales. Veámos a continuación cuáles son las formas de aplicación más habituales:

  • Líneas de producción automáticas: en este caso, el adhesivo se introduce en un grupo fusor, donde se calienta hasta el punto de fusión, con una manguera que permite su transporte hasta las boquillas o aplicadores.
  • Pistolas de cola termofusible de baja temperatura, usadas para bricolaje, que se calientan hasta 120 ºC.
  • Pistolas de cola termofusible de alta temperatura, que se calientan hasta 195ºC, con una adherencia más fuerte.
  • Pistolas duales, que permiten cambiar entre un uso a alta y baja temperatura. Aunque su precio resulte algo más elevado que una pistola convencional, se trata de herramientas mucho más versátiles, por lo que siempre resultan una buena opción a considerar si estás pensando en ampliar tu caja de herramientas.

Pistolas de cola termofusibles: consejos de uso

Las pistolas termoencoladoras son la herramienta más extendida para la aplicación de adhesivos termofusibles. Al ser herramientas manuales son muy sencillas y cómodas de manejar y transportar, con todas las ventajas añadidas de las herramientas eléctricas. El funcionamiento de estas pistolas de calor es muy sencillo, aunque existen algunas consideraciones que te conviene tener en cuenta para conseguir un acabado perfecto:

  • Antes de aplicarlo, asegúrate de que todas las superficies a unir están completamente limpias y libres de polvo.
  • Elige un pegamento adecuado a la superficie sobre la que vas a trabajar. En materiales como la madera, por ejemplo, la cola necesita un mayor tiempo de enfriamiento, mientras que, si trabajamos con materiales termoconductores, como metales, el proceso de solidificación es más rápido.
  • Diámetro de las barras adhesivas: hoy puedes encontrar en el mercado barras de adhesivos termofusibles con diferentes longitudes y diámetros, aunque los más comunes para uso industrial son los de 12 milímetros, 15 milímetros y 35 milímetros, con longitudes desde los 10 centímetros en adelante.
  • El ‘tiempo abierto’ o tiempo de manipulación es clave. En el caso del pegamento termofusible, este tiempo coincide con el periodo de enfriamiento, que puede ir de 1 a 60 segundos dependiendo de la composición del adhesivo.
  • Mientras trabajamos, el adhesivo y la boquilla de la pistola alcanzan temperaturas muy altas, por lo que siempre debemos prestar atención para evitar tocarlos.
  • Antes de guardar de nuevo tu herramienta, ten en cuenta que la pistola tarda un tiempo en enfriarse una vez desenchufada.

Como puedes ver, los adhesivos termofusibles son productos extraordinariamente versátiles y eficientes, capaces de satisfacer los altos estándares de calidad que exige el sector industrial, pero accesibles también para el usuario no profesional. ¿Necesitas ayuda para elegir el tipo de adhesivo más adecuado? ¿Estás pensando en mejorar tu caja de herramientas con una nueva pistola aplicadora?

Si tienes dudas, solicita asesoramiento profesional en tu ferretería de confianza sobre las distintas opciones disponibles actualmente en el mercado, para a encontrar la solución más conveniente para tus necesidades ¡Porque escoger las herramientas adecuadas siempre es el primer paso para un trabajo impecable!

 

A parte de los adhesivos termofusibles, conoce otros tipos que existen en Bricolaje.Facilisimo

 

Artículos relacionados:

Comparte esta noticia:

Productos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>