Consejos prácticos para el mantenimiento de herramientas

Posted on agosto 16, 2022 By

¿Te cuesta mantener tu equipo de trabajo siempre limpio y bien organizado? Realizar un mantenimiento de herramientas adecuado te permitirá alargar notablemente la durabilidad de estos útiles de trabajo, permitiéndote realizar cualquier tarea de forma más rápida y eficiente.

A continuación, te damos las claves para el cuidado y mantenimiento de herramientas manuales y herramientas eléctricas así que, ¡toma nota y pon a punto tu equipo!

Mantenimiento de herramientas: consejos generales

Sea cual sea el tipo de herramientas que utilices en tu trabajo, un mantenimiento adecuado requiere de revisiones periódicas para comprobar que nuestras herramientas se encuentran en buen estado. Si detectas elementos dañados, procede a sustituirlos antes de volver a utilizarlas. Usar herramientas eléctricas de corte con discos en mal estado, por ejemplo, puede ocasionar accidentes graves, que pueden evitarse fácilmente si actuamos a tiempo.

Independientemente de su tipología, el mantenimiento de herramientas también incluye su limpieza después de cada uso y una lubricación regular, además de una organización y almacenaje adecuados.  A continuación te explicamos en detalle las claves para el mantenimiento de tus herramientas manuales y equipos eléctricos, atendiendo a las necesidades particulares de cada categoría.

Mantenimiento de herramientas manuales

Las herramientas manuales son un imprescindible en cualquier caja de herramientas, ya sea para uso profesional como dentro del ámbito doméstico. Los martillos, los destornilladores, las llaves o los alicates son algunos de los más conocidos, pero esta categoría es extremadamente amplia, incluyendo tanto herramientas básicas como herramientas especializadas para uso profesional, como los instrumentos de medición de alta precisión.

En general, el mantenimiento de las herramientas manuales no resulta demasiado complicado, aunque es importante ser constante. Estos son algunos consejos sencillos para ayudarte con su cuidado:

  • Después de usar tus herramientas, desarma todas las partes móviles y límpialas a fondo antes de volver a guardarlas. Para las herramientas de madera será suficiente con un trapo húmedo. En el caso de las herramientas metálicas, nunca debemos sumergirlas en agua. Para limpiarlas, lo más adecuado es usar un trapo o unos cepillos suaves.
  • Mantener tus útiles de trabajo bien engrasados es otro consejo básico para el mantenimiento de herramientas manuales. Para las de madera, se recomienda el uso de aceites vegetales, como el aceite de lino, mientras que para las herramientas metálicas puedes usar un lubricante universal.
  • ¿Tus herramientas se han oxidado? La lubricación regular de tus herramientas manuales es la mejor forma de prevenir este problema pero, si ya es tarde y el óxido ha aparecido, puedes eliminarlo sumergiendo durante unas horas la herramienta en aguarrás o una disolución no ácida específica para óxido. Después, utiliza un papel de lija de grano medio para frotar la superficie oxidada.
  • Para guardar las herramientas manuales delicadas, como los instrumentos de medición, envuélvelas en papel de burbujas para evitar rozaduras o golpes accidentales.
  • Utiliza tus herramientas solo para la función para la que están fabricadas. Parece evidente, pero cuando no disponemos del utensilio que necesitamos, muchas veces nos vemos tentados a utilizar otras herramientas para salir del paso, como, por ejemplo, usar un alicate o unas tenazas a modo de destornillador. Como resultado, no solo harás un mal trabajo, también puedes dañar seriamente tus herramientas.

Mantenimiento de herramientas eléctricas

Taladros, radiales, amoladoras, lijadoras, martillos neumáticos… Si trabajas en el sector de las instalaciones, la construcción o las reformas, seguro que estas herramientas eléctricas son un básico dentro de tu equipo de trabajo. Para funcionar, este tipo de herramientas requieren una conexión a una red externa o estar equipadas con una batería, como en el caso de las herramientas electro portátiles.

Las herramientas eléctricas son equipos más potentes que las herramientas manuales, por lo que siempre deben ser manejadas con cuidado para minimizar los riesgos de impactos, cortes o electrocuciones. En cuanto al mantenimiento de herramientas eléctricas, estas son algunas de las claves a tener en cuenta para alargar su vida útil:

  • Revisa a fondo todas las conexiones y enchufes de tus herramientas eléctricas antes de conectarlas a la corriente y accionar la máquina.
  • La limpieza de estos equipos nunca debe realizarse inmediatamente después de apagarlos. Deja pasar un tiempo para que la herramienta se enfríe y puedas manipularla con total seguridad.
  • Para limpiar el polvo y la suciedad que suelen acumularse en las herramientas eléctricas, especialmente si no las usas a menudo, utiliza un trapo o pinceles suaves. El uso de productos químicos limpiadores no resulta muy recomendable en estos casos, a menos que el fabricante lo indique expresamente.
  • Para la suciedad incrustada o las manchas persistentes lo más eficaz es usar un compresor de aire comprimido, que te permitirá eliminar estos residuos sin dañar tu equipo.
  • Si utilizas equipos neumáticos, recuerda aliviar la línea de aire comprimido antes de desconectarlas. También es altamente recomendable usar ganchos o cualquier otro elemento de fijación para asegurarnos de que las mangueras permanecen perfectamente sujetas al equipo, para evitar latigueos.
  • Sea cual sea el tipo de herramientas eléctricas que utilices, respeta las indicaciones técnicas del fabricante en cuanto a potencia, velocidad de trabajo y resto de características operativas, sin superar nunca los niveles máximos permitidos.

Organización, transporte y almacenaje

Las soluciones de organización y almacenaje también son fundamentales para el mantenimiento de herramientas. Lo ideal es guardar tus útiles de trabajo en un ambiente limpio, libre de polvo y humedad, que afecta especialmente a las herramientas metálicas. Las cajas de herramientas son una de las opciones más fáciles y económicas para tener estos enseres bien organizados, evitando que se rocen o se deformen. Además, también resultan muy útiles si necesitas cambiar de puesto de trabajo con frecuencia o tu profesión implica desplazarte a empresas o domicilios particulares.

Si estás buscando nuevas soluciones de almacenaje para talleres o entornos industriales, los armarios y paneles murales para colgar herramientas o los carros de taller son otras soluciones muy prácticas y cómodas para mantener tu equipo bien ordenado y a mano, lo que te ayudará a trabajar de forma más rápida y eficaz. Si tienes alguna duda sobre el mantenimiento de tus herramientas o has detectado algún fallo de funcionamiento, lo ideal es que consultes con el fabricante o acudas a una ferretería especializada en suministros industriales como Gili Industrial. Gracias a nuestra amplia experiencia, nuestro equipo podrá asesorarte sobre la forma más conveniente de cuidar tus herramientas para que se conserven perfectas durante muchos años.

Artículos relacionados:

Comparte esta noticia:

Promociones Ferretería Online     , , , ,


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *